>

Novedades

 

Escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres

Actualidad Provincial | 07.08.2019

La Orden Hospitalaria se compromete a contribuir y trabajar por el cuidado del medio ambiente. Esta opción está vinculada con la promoción de la salud de la población.


La época en la que se vive es la que prepara el futuro. Los valores que son fundamento de nuestro testimonio encierran la semilla del futuro. Porque el compromiso y el testimonio no deben trasladarse continuamente a un futuro hipotético que nos impediría asumir nuestras responsabilidades presentes.

Es necesario adentrarnos en el tercer milenio con la valentía vocacional y profética de roles y testimonios nuevos.

El cambio de época que estamos viviendo nos impone evaluar y, por consiguiente, elegir y producir concretamente las respuestas más idóneas planteadas por el pluralismo cultural creciente, por el movimiento de los derechos humanos, por el reto de la ecología, por el envejecimiento de la población, por el crecimiento de las pobrezas viejas y nuevas, por el deseo de paz y por la reducción de los recursos económicos disponibles para la defensa del estado social.

El Papa Francisco insta a los 1.200 millones de católicos del mundo y a todas las personas de buena voluntad a tomar medidas urgentes contra la injusticia del cambio climático y la crisis ecológica, para proteger a los pobres y las generaciones futuras. Su carta encíclica Laudato Si' es una llamada convincente para cuidar nuestro hogar común, la Tierra, basándose en una larga historia de enseñanza católica. Estamos construyendo un movimiento vibrante para responder al llamado del Papa Francisco.

PROTEGIENDO LA CREACIÓN

El Movimiento Católico Mundial por el Clima es una iniciativa que trabaja dentro de la Iglesia para cuidar mejor nuestro hogar común. Su documento fundador es la encíclica Laudato Si'. Puedes conocer más en https://catholicclimatemovement.global/es

"Entre los pobres más abandonados y maltratados, está nuestra oprimida y devastada tierra, que «gime y sufre dolores de parto» (Rm 8,22). Olvidamos que nosotros mismos somos tierra (cf. Gn 2,7). Nuestro propio cuerpo está constituido por los elementos del planeta, su aire es el que nos da el aliento y su agua nos vivifica y restaura" (carta encíclica Laudato Si').







Además:


- Casa Hostal, nuevo servicio en Luján
- 19 de agosto, Día Mundial de la Asistencia Humanitaria
- 50 años de Vida Religiosa del Hno. Nelson Terry Pinilla
- Proceso de Constitución de la Única Provincia para América Latina y el Caribe
- Jornada Juvenil Vocacional en la Diócesis de El Alto-La Paz